Dos lunas.

Dos lunas.
He pedido un segundo a la rutina,
 y he ocupado ese momento para el final. 
Corro a la gran ventana del alma,
y corro para ver aquel reflejo que se aleja de mí,
más repentinamente dos lunas aparecen de la nada,
aparecen y no entiendo el "por que"
solo espero que brillen por siempre
solo quiero que lloren en mi mente
que se apaguen en mis tristezas ventosas
y que velen por todas las rosas ventajosas
que en un momento se miren una a la otra
y que en ese momento se enamoren con la briza del aura.
Pido que corran por siempre a tu lado
y se aseguren que no me has olvidado,
dos lunas que regresan mi futuro,
dos lunas que adelantan mi pasado
que reflejan lo reído y que difuminan lo llorado,
y sobre todo esas dos lunas que jamás olvidaran…este momento que a la rutina le he tomado.
♪♪Trance poético...♫♫
(Gerard Oregón Raditz)




You may also like