SHE




El olor del cigarrillo quedo impregnado en su piel, dándole ese toque tan característico de ella.

Al igual que el humo, aquel humo que le brindaba el tono obscuro que su pálida piel necesitaba, el tono obscuro que tanto le gustaba, aquel que combinaba con la noche sin estrellas.

Y el sabor de sus labios.

Aquel tan especial y que cuidabas como el mayor tesoro de la humanidad.

Dime.

¿Qué harás cuando el sabor de tus labios se acabe?

Cuando tu fuente de los deseos sea incapaz de cumplir alguno.

Si tus labios se secan debido a que yo bebí de ellos.

Dime que aras cuando tu aroma parezca el de una madera podrida.

¿Volverás a sonreír?

¿Volverás a mi?




 -MARIUS VON CHESHIRE


You may also like