Dia de Muertos-Cap-11-Paz




Día 79.

29 de abril 2014


Los últimos 30 días fueron buenos, días en los que no tuvimos que preocuparnos por cómo sobrevivir a un ataque de zombies.
Fueron días de calma, días que todos nosotros necesitábamos desesperadamente.
Es por eso que no había escrito nada en este diario, solo comencé a disfrutar de la paz que sentía.

La mayoría se encontraba ocupados en alguna tarea, algunos cazaban animales para alimentarnos, algunos nos asegurábamos de encontrar madera, buscar agua potable, vigilar que ningún sonámbulo se acercara.

Todos estos trabajos era fáciles, después de todo lo que había sucedido.

Todos nos turnábamos para realizar las tareas, excepto Héctor, el lo único que hacía era salir a cazar, muchas veces se iba durante horas, volvía un poco antes del anochecer, pero a nadie parecía importarle esto.

Las comidas las tomábamos juntos, todos reunidos, muchas veces al aire libre, en algún patio de las casas que encontramos en el pueblo, los primeros días encontramos un poco de comida enlatada en las casas, aun teníamos gas y electricidad, así que podíamos preparar algunos postres y cosas deliciosas, cosas que tenía tiempo que no probábamos, pero cuando la electricidad y el gas se agoto, tuvimos que empezar a cazar.

Los animales que mas abundaban eran los venados y los conejos, dado que su depredador más mortal, el humano, había cambiado a su presa, estos animales habían incrementado su población fácilmente.

Aunque por estos bosques también abundaban los osos, osos grandes y fieros, tan peligrosos como los sonámbulos.

Vivíamos como un grupo de amigos que habían salido de vacaciones, bromeando y buscando pequeños momentos para divertirnos, como si todo lo pasado fuera solo una pesadilla.

Kimira estaba bastante tranquila, todas las mañana salía al bosque a meditar (o al menos es lo que creo que hacia)

Todas las mañanas la acompañaba, aunque ella no lo pidiera y aunque no hubiéramos pactado el salir acompañados, yo hubiera ido con ella, esos momentos juntas eran pacíficos, no necesitábamos charlar demasiado para sentirnos a gusto.

Nuestra relación mejoro muchísimo, una relación silenciosa, si tal cosa existía.

Esta noche cenaremos todos juntos, al parecer encontraron un par de jabalís, los cocinarían y arian una parrillada, al parecer estaban contentos, encontraron un par de cervezas, y eso era magnifico.

Un par de cervezas, un poco de carne asada y la compañía de…………..


Disparos.

Gritos……………



-Casandra Pleasance Liddell


You may also like