Televisa, la Muerte y su Blim


De entrada quiero dejar algo muy claro, la televisión está en agonía, y por televisión me refiero a la televisión en todo el mundo, los nuevos formatos de contenido tomarán lo que la televisión a dominado por décadas, esto es indudable.


Dejando eso en claro, todos conocemos el potencial de los servicios de entretenimiento en línea, sea YouTube o Netflix las plataformas en línea ofrecen algo que las cadenas de televisión locales o de paga solo han empezado a proporcionar recientemente, contenido mundial.


Nunca he sido el fan número uno de Televisa, su programación es la peor basura que se puede encontrar en la televisión abierta y de paga, toda su programación solo ofrece historias sin aporte cultural y sus empleados son solo maniquíes sin cerebro alguno,  de todo su personal solo un 2% sabe lo que es actuar, realmente actuar bien.


Es por eso que siento en mi ser un conflicto de intereses, no puedo odiar completamente a Televisa, ya que es una de las más grandes compañías mexicanas, que provee de empleo y sustento a miles de familias en México (algo que hace mucha falta en el México actual), pero sí puedo decir esto:


Televisa debe morir y resurgir de sus cenizas.


Televisa como empresa mexicana debe reevaluar su programación y ofrecer productos de calidad o morir en el intento; la televisora a visto varias pérdidas en los últimos años, desde un rechazo social masivo, despidos de personal más antiguo de la empresa, cancelaciones de programas y un largo etc de cagadas y tropiezos.


La televisora a comenzado a sentir las pedradas.


Televisa acaba de incursionar en el ring del streaming de programación, su servicio de BLIM que por 109 pesotes al mes ofrece programación clásica de Televisa y alguno que otro producto nuevo, con este nuevo servicio la compañía pretende incursionar a una nueva era, algo tarde, pero no un mal intento.


Para todos los que se burlan de BLIM, tengo que aceptar que los programas de Televisa son un gran peso pesado en servicios como Netflix (que mal), dicha programación aparece como de las más vistas dentro de Netflix, lo que da esperanzas al servicio BLIM de que si en algún momento todo el contenido de Televisa se vuelve exclusivo, atraiga más personas.


¿Pero esto será realmente todo lo que BLIM necesita para ser un peso fuerte?


Lo dudo, BLIM y TELEVISA necesitan cambiar por completo para mantenerse a flote, en un futuro donde ya predije la perdición de la televisión como la conocemos, Televisa necesita evolucionar y ayudar a  México a salir del agujero donde ella misma ayudó a ponerlo, realmente necesita hacerlo, ya que al morir Televisa, como muchas personas lo solicitan, morirían cientos o miles de trabajos de familias mexicanas.


Y no las familias de pendejos como Raúl Araiza o la otra vieja esa, familias de mexicanos trabajadores que detrás de bambalinas hacen lo imposible por llevar a las televisiones programación basura.


¿Ustedes pagarían sus 100 pesotes y cacho por un servicio de programación basura?
O se quedan con la programación basura que hay en tele abierta.




You may also like