Como una daga sin filo.




Mi lengua recorrió tus pezones.
Y al igual que si un hielo frio los recorriera.
Tus pezones despertaron al instante.

Pequeñas montañas en las cuales perderse seria demasiado fácil y tentador.
Pequeños polos magnéticos.
Polos a los que toda brújula apunta.

El lugar a donde todo explorador desea llegar.

Mi lengua recorrió todo tu cuerpo.
Toda tu piel.

Como una daga sin filo.
Rozando tu piel sin cortarla.

Empero.
No significa que no pueda atravesarla.

Como una daga sin filo.

Sin rasgar.
Pero atravesando todo tu ser.


-marius von cheshire


You may also like