deuda de sangre-Capitulo 4: pistas.




Iris me dio un nombre y un lugar, me dijo que solo eso podía darme por el momento, pero pienso que será suficiente con esas dos pistas.

Salimos de esa cantina los chicos y yo.

Rómulo se encontraba un poco distante conmigo, no podía culparlo, de vez en cuando me gusta recordarles el tipo de creatura que soy, el tipo de creatura con la que viajan, el tipo de creatura en la que desean convertirse.

Los cuatro nos dirigimos a la dirección que me proporciono iris, ellos en sus potentes motocicletas y yo como siempre viajo, corriendo a su lado; sin importar que velocidad tomen ellos, yo siempre me mantengo a su lado, incluso puedo dejarlos atrás con facilidad.
Pero el día de hoy era primordial permanecer juntos.

La persona a la que iríamos a visitar no era precisamente amable.
No seria como la visita a iris.

Visitaríamos a un antiguo compañero, un antiguo seguidor de Samuel.

Hethel, un reverendo hijo de perra.

El lugar que me dijo iris era una antigua casa abandonada, muy alejada del pueblo, casi en ruinas, desde hace dos semanas Hethel llego al pueblo.
Iris no sabia con que propósito.

Llegamos en poco tiempo, las motocicletas a toda velocidad y mis pies no descansaron.

Detuve a los muchachos a unos cuantos kilómetros del lugar, esta visita seria peligrosa, debía alertarlos y protegerlos, debía de darles un poco de beber.

Solo un sorbo, unas cuantas gotas, un trago.
Solo un poco de mi sangre, para protegerlos, para darles el poder y la fuerza de protegerse a ellos mismos.
Un gran poder.
Una gran maldición.

Rómulo se mostro un poco reacio a beber.
Después de lo que vio.
Pero al final lo hiso, como muchas veces antes.

Ahora debíamos confrontar a Hethel.
Quien no estaría muy feliz en ayudarnos.

Hethel fue convertido por Samuel, le era fiel asta el final, pero después de cierto tiempo Hethel se alejó de Samuel, no se por qué, pero si sé que a Samuel no le gusto.
Hethel era su perro faldero, su adulador, su sirviente.
Samuel no perdonaba la desobediencia.

Hethel no me diría donde encontrar a Samuel, ni siquiera el sabia, pero debido a que Samuel lo convirtió, podía sacar un poco de información de su mente.

El vampiro maestro y su pupilo siempre mantenían una conexión mental, el maestro siempre savia donde se encontraba su pupilo, el maestro sabia todo lo que el pupilo pensaba, lo que sentía; no así el pupilo, el pupilo solo posee una pequeña visión de la mente de su maestro.
Solo un pequeño vistazo de lo que hace y de donde esta.
Lo suficiente para mí.
Solo cuando el pupilo es lo suficientemente viejo y fuerte puede esconder esa conexión; aunque siempre existen formas de volverla a activar.

Les dije a los chicos que mantuvieran la distancia, que no intervinieran a menos que yo se los dijera, decidí ir a buscar a Hethel yo sola.

La casa estaba a obscuras.
Sin un solo indicio de que alguien estuviera ahí.

Solo un pequeño aroma.
Un pútrido y desagradable aroma.
El aroma de Hethel.

El bastardo vino a mi encuentro.
Sabia que estaba aquí, a pesar de que me esforcé en ocultar nuestra presencia.

Era alto, muy alto, de cabello negro largo y sucio.
Su ropa estaba podrida y llena de suciedad de todo tipo.
El tipo la ha pasado oculto en los peores lugares, su piel llena de costras y lodo.

-      ¡Vaya! ¡vaya! ¡vaya!, pero que tenemos aquí, la hija prodiga, tanto tiempo sin verte, pequeña Maricia.

Su voz era asquerosa, llena de sarcasmo y odio, un odio casi palpable.

-      Yo se por qué viniste el día de hoy, sé que sigues en tu cacería, y veo que estas reuniendo un ejercito.

Hethel volteo a ver a los muchachos, ellos se mantuvieron firmes, aunque podía escuchar claramente su excitación, Hethel también podía sentirlo.

-      ¿Sabes donde esta Samuel?

Hethel espero un momento antes de responder, al parecer seguía analizando a los chicos, pero gracias a mi sangre y a mi poder, no pudo conseguir nada.

-      Claro que se donde esta ese desgraciado, si gustas puedo llevarte.

Esa respuesta no la esperaba, estaba claro que no podía ser tan simple.

Y menos tratándose de Samuel.



-marius von cheshire 


You may also like