Enemigos de habitación.




Después de interminables noches sin dormir, abrigados por un insomnio carnal.
Encendidos en llamas de excitación.
El día de hoy se aleja.
El día de hoy solo recuerdos quedan.

Hoy solo somos enemigos de habitación.
Con palabras como armas.
Con acciones como escudo.

Evasión.
Diluidos.

La ropa se quedo en la entrada principal.
Las buenas intenciones nunca entraron a casa.

Dagas directas al corazón.
Un corazón sin palpitar.

Las palabras dañaron el grueso cristal.
Opacándolo.

Somos enemigos de habitación.
Preparados para la batalla.
Recibiendo y repartiendo daño.

Veneno penetrando.
Somos enemigos de carne y sangre.
Rojos y rosas.

Enemigos de piel rasgada.
Tostada por el fino fuego de la pasión.

Enemigos de habitación.
Enemigos sin premio ni perdida.

Enemigos sin corazón.

-marius von cheshire


You may also like