Dia de muertos-Cap-10-limpieza




Dia 49.

Dia de muertos

 30 de marzo de 2014.

Limpieza.

Partimos en dos grupos de tres, el primero se encontraba formado por Kimira, Samantha y Héctor.
En el segundo estaba formado por Germán, Andrés y yo.

Cecille y Paul permanecieron en el camión, cuidándolo de cualquier intromisión, muerta y no muerta.

El pueblo era pequeño, esperábamos que la población fuera relativamente pequeña, eso nos ayudaría al momento de limpiar el lugar, y esperábamos que hubiera suficientes recursos.

Nos preparamos con un par de armas de fuego, todas de bajo calibre, este tipo de limpieza debía llevarse a cabo con demasiado silencio, no sabíamos cuantos sonámbulos había y si la cantidad era exorbitante, no queríamos darles nuestra ubicación disparando como vaqueros en el viejo oeste.

Este pequeño viaje de reconocimiento me permitió hablar con Germán y Andrés, acerca de nuestro “compañero” Héctor.

Me dijeron que lo encontraron al lado del camino, tan solo unas cuantas horas después de que nos salvaron a nosotras, viajaba solo, sin arma ni alimento alguno, al parecer estaba a punto de morir.

No vieron nada malo en ayudarlo.

Yo me guarde cualquier opinión de él, ellos no preguntaron si ya lo conocía, pero sabía que lo mejor sería tenerlo bajo vigilancia.

El pueblo estaba formado por casas de madera, algo grandes y vistosas, todas ellas podrían refugiar a 20 personas como mínimo, y en el peor de los casos, 20 sonámbulos.

Comenzamos revisando las calles, estas se encontraban bastante decentes, ningún auto volteado, ningún incendio, ningún cadáver en las calles pudriéndose.

Eso nos dio muy buenas esperanzas, tal vez la mayor parte de los habitantes habían huido a otros lugares cuando comenzó la infección, eso nos ahorraría muchas balas.

Y si corríamos con ese tipo de suerte, tal vez podríamos permanecer en este pueblo sin problemas, lejos de la mayoría de los infectados, tal vez podríamos llevar una vida relativamente pacifica.

  El equipo de Kimira elimino al menos 16 sonámbulos, nosotros solo encontramos unos diez, las casas se encontraban en buen estado, lo mejor sería mantenernos en grupo, las mujeres tomaríamos una casa, los hombres otra, casas contiguas, siempre estaríamos en comunicación.

Espero que el tiempo que estemos en este pueblo sea extenso, que podamos vivir una vida relativamente normal.



-Casandra Pleasance Liddell





You may also like