EL MISMO SUEÑO-CAP-5


Estuvimos de acuerdo en pasar el día juntos, aunque no tenía muy claro que era lo que haríamos.

No acostumbraba salir en pareja, siempre que salía lo hacía solo, tal vez acompañado de Ernest.

Pero casi nunca en compañía de una chica.

¿El cine seria buena opción?
No había alguna película que me llamara la atención y en estos casos Rachel debe de ser quien escoja la película y no podría decir exactamente que conociera los gustos de Rachel en cuanto a cine.

O lo mejor sería cenar en algún restaurante.

Aunque si ese fuera el caso, lo mejor que podría hacer era preparar la comida en casa y tener la cena ahí, crear una atmosfera mas intima.

Aun no tenía idea de a dónde iríamos.

Ernest.

El día de hoy tendrían una presentación en un bar de la ciudad, el lugar no era demasiado ruidoso ni demasiado feo.
Serviría para tomar algunas copas, estar juntos y escuchar la banda de Ernest.

Esa era una buena idea.

El concierto comenzaría a las nueve de la noche, pero Ernest me recomendó llegar antes si deseaba comer algo tranquilamente, asi que cite a Rachel a las siete de la noche, el lugar no estaba lejos, llegaríamos en unos 15 minutos.

A decir verdad no sabía qué tipo de música tocaba Ernest, así que no supe qué tipo de atuendo ponerme y no es que realmente tuviera mucho que escoger.

Al parecer para Rachel esto no era ningún problema.

Llevaba puesta una chamarra de cuero negro, una minifalda con encaje y un par de botas largas, de tacón alto, justo como a ella le gustaban.
Su cabello estaba suelto, peinado de tal forma que daba la  imagen de descuido, cuando en realidad no era así.

Ella siempre sabia como vestir.

Llegamos al lugar una hora antes, estaba casi vacío, el ambiente era agradable, las paredes estaban adornadas con replicas de pinturas famosas, al igual que varios afiches de bandas de música, conocida y desconocidas.

Pudimos disfrutar de una pequeña cena, acompañada de un par de tazas de café, un gusto que compartíamos Rachel y yo.

La plática que tuvimos fue normal, asuntos escolares, tareas y salidas con compañeros, nada realmente relevante, al parecer ambos esperábamos con ansias la actuación de Ernest.

Y para nuestra sorpresa el concierto comenzó a tiempo.

No sabría describir su música.

Las guitarras eléctricas combinaban perfectamente con el saxo, la vocalista de su banda era perfecta, tenía una voz suave pero potente.

Sin duda alguna, al dejar la escuela por la banda, no había sido una mala decisión por parte de Ernest.

Estoy seguro que triunfaran.






-MARIUS VON CHESHIRE


You may also like